El hijo de mi pareja es un malcriado

El hijo de mi pareja es un malcriado
Booking.com
Qué encontrarás en este artículo
  1. Emociones y sensibilidad
  2. el hijo de mi pareja es un mocoso
  3. Cómo mantener una buena relación: establecer límites
  4. Cómo mantener una buena relación: el respeto ante todo
  5. Conclusiones y Recomendaciones

Hoy en día existe una gran variedad de modelos de familia, hoy lamentablemente no hay nuevas parejas o generaciones de parejas que se hayan mantenido estables por más de 40 años, lo que demuestra que los modelos de familia tradicionales, los modelos de familia clásicos, son diferentes, porque se cambian, y hoy los nuevos modelos familiares se han estandarizado con el tiempo.

El hijo de mi pareja es un consentido, estas son la gran mayoría de frases que se repiten en las nuevas parejas que se establecen, ahora existen modelos familiares que se conforman y formalizan a los que los integrantes se tienen que adaptar, esto es hacer nuevos día tras día cambios de separaciones y las nuevas uniones generan cambios que afectan emocionalmente, por lo que la aceptación de una nueva realidad es de vital importancia, para que padres e hijos logren una nueva forma de bienestar.

Emociones y sensibilidad

Siempre que la conformación familiar acompaña a la situación donde los hijos provienen de relaciones anteriores, se produce un cambio en la vida del niño que tiende a ser un cambio o alteración muy notoria en su estilo de vida, todo esto porque son los padres quienes deciden la nueva. estructura familiar.

Y aquí es donde el momento clave es establecer una serie de ajustes emocionales, para que en este nuevo hogar, las relaciones se basen en la amistad, el respeto y la paz. El hijo de mi pareja es un mocoso.

Por todo lo anterior, cuando un matrimonio con hijos toma la decisión de separarse o divorciarse, lo más común es que los hijos de la pareja, del matrimonio, muy independiente de la edad, quieran ser fieles a sus padres, manteniendo un deseo en lo profundo de su corazón que se reencuentran como padres y como pareja.

el hijo de mi pareja es un mocoso

En primer lugar es importante entender que los niños, sea de la edad que sean, son especialmente sensibles a los cambios, necesitan su rutina, donde puedan estar tranquilos, por eso los divorcios rompen esa seguridad a la que siempre querrán volver, porque echan de menos a los suyos. .familia inicial, esta familia que los vio nacer.

Por eso los hijos siempre tendrán la esperanza de tener unidos al padre ya la madre, por lo que no aceptan que los padres quieran rehacer una vida con otras parejas; para ellos un total y absoluto desconocido, ha invadido y destruido su tierra, su hogar, alguien que no conocen, amenaza aún más su seguridad.

Aparte de todo lo anterior, cabe señalar que esta nueva persona les genera inseguridad, miedo y desconfianza.

El hijo de mi pareja es un malcriado

Cómo mantener una buena relación: establecer límites

Bueno, la primera reacción será de rechazo, aunque en ocasiones hayamos preparado al niño para este encuentro, pero cuando el encuentro es con hijos adolescentes, la adaptación se puede hacer de una forma más razonable, ten en cuenta que muchas veces el niño estar faltando armonía.

Siempre habrá límites con los niños, es que no son tuyos, por eso desde que empiezan a vivir juntos hasta que los cuidan, para tratar de darles una educación, hay que tener eso en cuenta, recuerda que siempre será de ambos lados, porque el amor que te den no será incondicional, además nunca debes olvidar que tienen otro padre o madre que recibirá este amor en mayor cantidad, por lo que debes adaptarte poco a poco y poder consolidar un lugar muy importante y especial para ti en la relación con ellos. El hijo de mi pareja es un mocoso.

Cómo mantener una buena relación: el respeto ante todo

Siempre hemos visto y sin duda es una mala costumbre o una tradición, que todas las parejas cuando se separan no siempre hablan bien de la expareja, no caen en el círculo vicioso o no se la juegan, sobre todo si los hijos son de frente, no olvides que la otra persona es ante todo la madre o el padre de los hijos, por lo que existe un vínculo de sangre y amor que debe ser respetado.

(Descubre cómo echar a tu pareja de tu casa).

La comunicación, además del respeto, es vital dentro de la relación familiar, ya que deben ir ganando poco a poco la confianza, el respeto y el amor por la relación, así como la tolerancia, por lo que cuanta más comunicación hay, más hay. existirá la oportunidad de crear ese espacio especial para los sentimientos, y esto seguramente fortalecerá la relación.

Conclusiones y Recomendaciones

Busca la armonía, la paz y la tranquilidad en la relación, esta es la meta, esta debe ser tu gran meta, la cual se puede lograr con amor y mucha tolerancia, recuerda que debes lograr estos intereses, gustos, preferencias, aficiones comunes, Dar la oportunidad de conocerlos es sumamente importante, como lo es la consolidación diaria de esta buena relación con los niños.

No olvides que con el tiempo conocerlos bien y establecer intereses comunes creará un vínculo muy fuerte y una búsqueda de proyectos sin que los padres tengan que estar presentes.

El reto es darle a los niños seguridad y estabilidad, empatía general y ganar su confianza, verán los maravillosos resultados, ellos son la matriz de nuevas relaciones familiares y estructuras familiares.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
El hijo de mi pareja es un malcriado

Veronica Fons

Master en Psicología de pareja. Coach Terapia de pareja con más de 9 años de experiencia ayudando con las relaciones de pareja.

Puede que te interesen también estas entradas...

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas una mejor experiencia al navegar por él. Leer más...